Hogar, dulce Hogar (de Cristo)

Cuando la lluvia llega a mi recto

Desde el cartón, por la mañana,

No existe cual hazaña

Que me saque los chitecos.

Un somier y unas cuantas frazadas

es más

¿Cómo he de pegar una pestaña?

Sin mi vino, que si vine y no hay vino

en el Hogar de Cristo: no tienen niun’ brillo.

“Métricas por el hoyo” – Recopilación de poemas de Don Erasmo

Poema

Anuncios